Ken Follet: UN MUNDO SIN FIN

Posted by Roland Deschain | Posted in , | Posted on miércoles, septiembre 24, 2008



Nuevo libro de un autor que ya presentamos en este blog, es además una "especie de" secuela para el libro previamente reseñado: los pilares de la tierra. Digo "especie" porque en realidad el libro solo repite el lugar y el género, pero al transcurrir dos siglos después ya ningún personaje del libro anterior sigue vivo.
La historia comienza en noviembre de 1327 y alcanza hasta noviembre de 1361, durante otras placenteras 1200 páginas. El estilo continua en la línea de la novela histórica con foco en la construcción, específicamente la construcción de catedrales. El autor nos presenta todas las innovaciones que ahn surgido en la arquitectura e ingeniera dos siglos después de la mano del maestro constructor Merthin.
El autor continua indagando en la vida de la aldea del priorato de Kingsbridge donde la relación entre aldea y priorato va evolucionando y tomando caminos separados. La Iglesia mantiene aun tensas relaciones con el Estado y además aborda la problemática de los enfrentamientos entre el rey Eduardo III y Felipe VI de Valois, a la vez que entremezcla la tranquila vida de Kingsbridge con una trama política de la realeza que involucra a la reina madre Isabel y el asesinato del rey anterior. Luego la trama gira para centrarse alrededor del acontecimiento que marcó la época: la Peste Negra. Dicha pandemia, que se estima aniquiló mas de un tercio de la población europea, se retrata a través del azote que resultó en la aldea durante varias décadas. El autor logra transmitir el alcanze social y cultural de la Peste, como también las sensaciones de desesperanza y abatimiento frente a una muerte que nadie sabia explicar o evitar (similar al SIDA o el Cancer en sus comienzos).
Al igual que en libro anterior este se construye a través de historias paralelas que se entrecruzan todas con un eje en común: Kingsbridge. Así el autor nos presenta nuevos personajes: el prior, monjes ambiciosos de poder, soldados heridos con secretos de batalla, maestros constructores, comerciantes, soldados, lores, señores, obispos, labriegos, siervos y proscriptos.
Lo recomiendo para todo aquel que le interese la novela histórica y en especial el periódo medieval.

Saludos,

Roland Deschain

Comments (0)